RGB vs CMYK

Publicado el: 5 agosto 2020, por :

RGB CMYK

Antes de empezar es importante conocer un poco sobre estas dos siglas, porque son muy importantes ambas partes en este mundo del diseño gráfico en general.

RGB es en resumen, colores luces. Está representado por los colores básicos: Red (Rojo), Green (Verde) y Blue (azul). Gracias a estos colores, podemos crear otros nuevos colores. Cuando vemos nuestros diseños en los monitores, nos involucramos con los colores RGB, ya que todo lo que vemos en una pantalla, está representado por colores luces.

En lo personal como diseñador desde hace más de una década, entiendo que hay que tener en cuenta siempre la diferencia de ambos formatos, ya que dependiendo el uso de uno, estarán presentes en nuestras vida profesional.

Como diseñador, siempre es recomendable usar formato RGB siempre y cuando el trabajo final se quede en lo digital, es decir, no intervenga la impresión para su uso tangible. Lo veo así para poder manejar mejor su diferencia con relación a CMYK. Por ejemplo, si trabajo un arte para fines de redes sociales, no podemos trabajar en CMYK ya que los colores no estarían standarizados para esos fines. Lo ideal es mantener presente estos 3 colores para mantener el brillo e intensidad de nuestros colores en el diseño. Muy importante es no descartar el uso del modo CMYK para impresión, ya que cuando nos entregan el Brief (y sabemos cuál será el resultado final) podemos trabajar directamente con este modo. Y posteriormente adaptar a otras medias, como redes cambiando el modo a RGB.

Factores que ayudan al diseño

Cuando trabajas con diseño digitales, nunca verás un formato CMYK en los artes, ya que lo que vemos son colores opacos, ya que la estructura de las fotos están en 4 canales y no en 3 como se manejan en RGB. Por ejemplo, en Photoshop (el programa más usado en este mundo) Si trabajos en formato RGB, vemos más opciones a elegir para el tratamiento del mismo, es decir, si quieres aplicar filtros de fotografías para mejores acabado, efectos para buscar resultados “X” todo se puede lograr por medio a este modo. 

Por otra parte, CMYK siempre será artes finales cuyo objetivo sea la impresión. Es notoria la diferencia entre RGB y CMYK. Cuando entregamos un trabajo final, el modo siempre tiene que ser en cuatricomía. Para poder generar las 4 separaciones, es decir poder lograr resultados lo más leal al trabajo digital.

En la parte editorial, si entregamos un proyecto con alguna imagen en modo RGB, tendremos resultados no muy favorables. por ejemplo: Que nuestra imagen salga en escala de grises o blanco y negro. Así como también (en algunas ocasiones) no salir la foto. Pero ya actualmente, con tanta tecnología, se ha mejorado muchos procesos.

Recomendaciones importantes

A la hora de recibir un Brief es importante saber cuál es el destino de la campaña o un arte en específico para así ahorrarnos contratiempos y/o dolores de cabeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿En qué podemos ayudarte?